jueves, febrero 05, 2009

Satelite

Desde que te vi,
pense miles de veces
que eras como un astro
Atractiva, brillante
seductora y misteriosa
me envolvías en tu halo.

Desde que te amé,
pensé otras tantas veces
que era lo mejor
que me había pasado
cariñosa, entregada
cai rendido a tus brazos

Me convertí en un satelite
que orbitaba a tu alrededor
sintiendo, amando
recibiendo vida de ti
luz, calor, alegria
y no me pude resistir

Seguire siempre girando
aunque tu no me hagas caso
sere eterno satelite
a su astro rey adorando
y aunque pasen eones
no me apartare ni muerto
de tu lado

4 comentarios:

Su.. dijo...

Ainsss Satélite, como va a resistirse a hacerte caso, con esas cosas que le dices..?
Besos dulces y bonito universo el tuyo..

Anónimo dijo...

Desde el mismo instante en que te ví, dejé de pensar.
Desde ese mismo instante en que te ame, me rendí a ty.
Desde el mismo instante en que te sentí, me convertí en la llama que baila, que juega, que se quema y arde en tu fuego.
TQ

Indra dijo...

Yo te iba a poner que seguir al lado de tu astro sin que te haga mucho caso es difícil, más quizá, que intentar obtener tu propia luz, (un imposible,pero...) menos mal que obtuviste respuesta ufff ;)
Besitos

ANONIMO LORD dijo...

Uy uy uy, que tiernos.
Me gusta, sed vosotros mismos y espero que podáis disfrutar de todo y de vosotros en plenitud de valores y estados.
Un saludo desde la distancia de más allá de la mente.

Bienvenido, ahora estás en El Tejado del Gato, ponte comodo y espero que disfrutes de la visita