lunes, marzo 27, 2006

Hoy se ha muerto algo


Hoy se ha muerto algo
O tal vez peor
he sentido ese dolor
la garganta atragantada
de que se fue el amor

Hoy yo, no soy yo
quizás no soy nada
un amasijo de temor
¿que hare mañana?

Pienso ponerme en pie
mirar al miedo a los ojos
sin temor a más sollozos

Me digo que volvera a salir el sol
que los problemas se desvaneceran

pero, lo que se yo, ya no tengo amor, no tengo nada

4 comentarios:

laura dijo...

El amor no muere, ni se escapa, solamente se esconde en algun rincon de nuestro cuerpo,jugando con el resto de sentimientos, la sangre hace que poco a poco vuelva al corazon y que alli se aloje de vez en cuando, y aunque le echemos de menos de vez en cuando, sabemos que volvera por muy bien que se esconda

Saludos .............. Laura

Stormy dijo...

Ahoro entiendo esta poesia, antes no lograba entenderla, siento mucho que pasases por eso. Se lo que sentieste, porque eso que pones ahi ahora lo siento yo.
Un beso

Anónimo dijo...

Excelente manera de explicar ese sentimiento cuando el amor se va
felicidades

: dijo...

Nuestras vidas se emparentan a partir de experiencias similares en lo físico y en lo espiritual.... ¿Seremos, Don Gato unas de esas "almas gemelas" de las que tanto se habla?
Ja ja ja ja ja!
A mayor abundamiento de causalidades, aquí va un poema ad hoc que alguna vez escribí... utilizando idéntica imagen de Cupido!!!!

Soneto a la Muerte de Cupido

Nadie recuerda la imprecisa fecha,
En que solo, y librado a su suerte
Recibió Cupido la certera flecha
Que él mismo arrojó para darse muerte.
Parece mentira que algo tan fuerte
Que ha sido tan inmenso y aún acecha
Y que me impide dejar de quererte
Sea una bomba que apagó su mecha
Sea un desierto que no tiene arena
Sea un sol soñado que ya no ilumina
Sea gris angustia, dolor y pena
Sea un peregrino que no camina
Un cántaro de Amor que no se llena
Un Palacio Azul convertido en ruinas.


© Luis Alberto Melograno Lecuna

Bienvenido, ahora estás en El Tejado del Gato, ponte comodo y espero que disfrutes de la visita